Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

 

El pasado verano, en plena ola de calor, visitamos la ciudad de Toulouse, dónde subidos en nuestras bicis pudimos recorrer la urbe en una jornada.

Toulouse es conocida por la ciudad rosa, dispone de una gran red de carriles Bici, algunos de ellos compartiendo espacio con los coches, pero que nos permiten movernos por todo el centro y periferia a nuestro ritmo.

 

La ciudad del Sur de Francia dispone de un patrimonio particularmente rico histórico y/o industrial (con las fábricas de Airbus en Blagnac o la historia de Aéropostale).

 

Nosotros aparcamos nuestra Nissan NV300 en las afueras, en las immediaciones del estadio del Club de Futbol de Toulouse, una gran parking gratuito y a cuatro pedaladas del centro (unos 15 minutos)

 

De la ciudad lo más conocido es la enorme plaza de Capitol Square, Lugar ineludible en el corazón de la ciudad, con el precioso ayuntamiento, que se puede visitar aunque no todos los días.

 

La Basílica románica de Saint-Sernin se encuentra a unos cientos de metros de la Place du Capitole. Clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una de las iglesias románicas más grandes conservadas en Europa , y de enorme belleza.

Las orillas del río Garona ofrecen unas vistas muy bonitas y un carril bici ancho para discfrutarlas, así como de los diversos puentes que lo atraviesan.

El centro tiene muchas callejuelas encantadoras, llenas de tiendas y vida, que con la bici recorreremos y disfrutaremos gracias a la ortografía casi plana de la ciudad.

El Convento de los Jacobinos , ubicado cerca del prestigioso Lycée Fermat es un edificio austero con un bonito interior, con una particular bóveda con forma de palmera, varios frescos y un acogedor claustro.

La capilla Saint-Antonin, también merece una pizca de nuestro tiempo durante la visita a la urbe Gala.

Nosotros no visitamos los museos (no había tiempo material en tan solo 5 horas), pero os dejo los más interesantes...

Museo de los Agustinos

En el se puede ver pintura y escultura que abarcan desde el comienzo de la Edad Media, hasta principios del siglo XX. Situado desde 1793 en el convento de los Agustinos, el museo ofrece al visitante el privilegio de pasearse dentro de uno de los más bellos conjuntos monásticos de los siglos XIV y XV. Además de poseer una colección única en el mundo, el museo lapidario alberga también las obras maestras de la escultura gótica meridional, así como una selección de obras tolosanas de estilo renacentista y clásicas de Bachelier, Arcis Lucas Maillol, Rodin, Camille Claudel. Se puede contemplar una importante colección de pintura francesa del siglo XVII al siglo XIX: cuadros de Champaigne, Moillon, Largillière, Vigié-Lebrun, Ingres, Delacroix, Corot y Courbet. También hay lienzos de principios del arte moderno: Monet,Toulouse-Lautrec Vuillard y Manguin. Una selección representativa de las "edades de oro" de la pintura en Toulouse completa el recorrido con lienzos de Chalette, Tournier, Jean-Pierre y Antoine Rivalz, Jean y François de Troy, Roques, Jean-Paul Laurent y Henri Martin.

Museo Saint Raymond

Es conocido en el mundo entero por su excepcional colección de esculturas romanas. Un fondo que proviene sobretodo, de la suntuosa villa de Chiragan de Martres-Tolosanes y que constituye el mayor conjunto de esculturas romanas de mármol encontrado en Francia en un solo lugar. De una gran diversidad, esta colección consta, por ejemplo, de los relieves de los Trabajos de Hércules, medallas de dioses, réplicas de obras de arte de la estatuaria griega y una extraordinaria galería de emperadores.

Museo de Historia Natural. Jardín des Plantes

Las colecciones del Museo cuentan con aproximadamente dos millones y medio de piezas y tres mil metros cuadrados de salas de exposiciones. El visitante es recibido por la reconstitución de un esqueleto de quetzalcoatlus, el mayor reptil volador conocido (más de doce metros de envergadura), así como por un elefante de Asia naturalizado. Y después, empieza un vagabundeo progresivo para seguir la historia de la vida. El jardín botánico del museo permite al público redescubrir la vida de las plantas, explorar las relaciones que unen mundo vegetal y mundo animal, incluyendo el hombre, y observar los fenómenos que muestran la unidad del mundo vivo. Los invernaderos, con una superficie de casi 300 m2, albergan entre otras curiosidades las plantas sin contacto directo con el suelo, las plantas-piedras, los cactiformes, las lianas, o también, con una gran variedad de modos de captura de presas, las plantas carnívoras.

Ciudad del Espacio

Es uno de los museos de Toulouse más visitados y se encuentra a unos minutos del centro de la ciudad. Garantiza un viaje al Espacio con las dos salas de espectáculos dotadas de los últimos avances tecnológicos en cuanto a imagen y sonido. Cine IMAX¨ y Planétarium donde el visitante ya no es meramente espectador del cielo. En el parque, se pueden explorar vehículos espaciales a tamaño real: Subir a bordo de la nave espacial Soyouz 1 y ver la réplica exacta de Mir, la célebre estación espacial donde se han entrenado decenas de cosmonautas rusos. Hay además numerosas atracciones para los niños como el Rincón de los pequeños astronautas, o la Base de los niños.

Galería del Château d'eau

Esta galería está situada en la antigua arca de agua, construida en 1823, que antaño suministraba el agua a las diferentes fuentes y pilones de la ciudad; todavía ahí se puede ver el antiguo dispositivo hidráulico. Fundada en 1974 por el fotógrafo de Toulouse, Jean Dieuzaide, la galería municipal del Châteu d'eau es la galería de fotografías más antigua y más visitada de Europa. Presenta exposiciones sobre el pasado y el presente de la fotografía. Fotógrafos de fama nacional e internacional exponen con regularidad sus obras en este lugar.

Les Ailes Anciennes

Es unos de los museos Toulouse mas curiosos, pues desde hace veinticinco años, la asociación las "Ailes Anciennes Toulouse" salva y restaura una colección única de piezas, aviones, helicópteros, planeadores y motores, que presenta con pasión al público. El recorrido dura cerca de dos horas e incluye la visita de la colección del museo , con sus correspondientes historias, y la visita de las instalaciones en las cuales los miembros de la asociación se dedican a la reparación de las máquinas.

Agradecemos a Nissan la cesión de una Nissan NV300 para realizar este reportaje.

 

 Durante este viaje, siempre hemos llegado a nuestro destino gracias al Tomtom Go 6200

 

 

Busca en Infoaventura

Infoaventura en Instagram

Go to top