Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

 

En la isla de Lolland de Dinamarca, la isla más al sur del país Escandinavo encontramos el Knuthenborg Safaripark, un parque de animales excelente.

 

Situado a tan solo hora y media de Copenhagen por autopista gratuita tenemos la mayor atracción de esta isla a la que se accede por un largo puente sobre el mar.

 

Es el safaripark más grande del norte de Europa y un lugar muy recomendable para visitar con niños. Sus dimensiones son brutales, con un total 400 hectáreas, dónde campan en semilibertad más de 1000 animales de más de 40 especias diferentes.

 

Fundado por el conde Eggert Christoffer Knuth en 1864, es uno de los parques de animales más longevos del mundo. El recorrido se realiza en coche y pasaremos por enormes extensiones de prado y bosque con una variedad botánica destacable y unas instalaciones excelentes.

 

Es un parque espacioso, dónde los animales tienen unas grandes extensiones de terreno y nosotros pasaremos cerca de ellos.

 

Si no nos apetece realizar el trayecto en coche, podemos hacerlo en autobús, aunque no veremos los animales con tanto detenimiento.

 

El área estrella del parque es la del Tigre, dónde pasaremos con nuestro vehiculo a pocos metros del felino y a horas concretas, podremos ver cómo lo alimentan a través de un cristal de seguridad.

En nuestro caso los animales que más nos impresionaron fueron los Rinocerontes, que pasaron literalmente a un par de metros del coche, dejando nuestro Nissan NV300 como si fuera una miniatura.

 

Los animales más simpáticos fueron los asnos y las jirafas, que vinieron a saludarnos.

 

En el espacio de los simios, podremos pasear entre los Lemurs y un tractor con remolque tapado, nos permitirá alimentar a los macacos, que si bien no son muy sociables, te hacen mucho caso si saben que tienes comida.

 

Los lobos blancos árticos, a los que podremos visitar con el coche en su hábitat, también enamoran a los niños, que los ven como perros grandes, aunque en nuestro caso vimos más pequeños cachorros que a ejemplares adultos.

 

En el recorrido también veremos camellos, llamas, antílopes, dromedarios, ciervos,..

 

Los pequeños canguros con sus crías despertaron nuestros más profundos sentimientos maternales.

 

En medio del parque hay un enorme bosque con un lago, para pasear, ver múltiples especies de aves, mariposas y de paso hacer un picnic o descansar en su impecable césped.

 

El gran fin de fiesta para los niños está en el Limpopo Land, un pequeño parque de atracciones y juegos dónde los peques disfrutarán de lo lindo y los menos peques también.

 

Dispone de una pequeña montaña rusa y de una atracción de agua que baja desde 60 metros de altura, con la preceptiva salpicadura global de los ocupantes de la barca.

 

Después tenemos un laberinto, camas elásticas, toboganes, juegos de agua,... zona de picnic, restaurante y tienda de regalos, perfecto para un final de día redondo.

 

Valoración Final

Es un sitio dónde podremos admirar a los animales en libertad, interactuar con algunos de ellos y está muy pensado para familias con niños. Es una perfecta excursión de un día desde Copenhage para aquellos que se alojen en la capital de Dinamarca.

made with love from Joomla.it
Go to top