Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

Los bloques de construcción de Lego marcaron la infancia de muchos de nosotros, y ahora son nuestros hijos los que juegan con ellos, y para ellos se crearon hace unos años los parques temáticos Legoland, primero en Dinamarca y luego por otros sitios del mundo, hoy visitamos el parque situado en la población británica de Windsor, que comparte protagonismo con el Palacio de Windsor de la casa Real Británica que se encuentra a una decena de kilómetros del parque.

 

El mundo de Legoland ya lo conocíamos por el parque de Legoland de Alemania que visitamos el pasado año, este es algo mayor, pero tiene una organización similar, con un gran hotel con habitaciones temáticas, atracciones enfocadas a niños hasta 12 años más o menos (aunque los adultos también lo pasamos la mar de bien), la mayoría de las atracciones permiten el acceso de churumbeles desde el metro de altura, o sea entorno a los 3-4 años, hecho poco común en parques de este tipo.

La entrada al complejo se realiza por la zona más alta, desde dónde tendremos una vista privilegiada de todo el parque, podremos hacer nuestras compras a la salida y hasta alquilar un cochecito para los niños. Des este punto podemos bajar a la parte baja de dos maneras, a pie o gracias a un tren cremallera.

Si bajamos a pie lo primero que nos encontraremos será una exposición fantástica de Star Wars (La guerra de las Galaxias), con cientos de maquetas y recreaciones con un nivel de detalle excelente.

Luego llegaremos a los rápidos, (Vikings River Splash), dónde una balsa baja por un canal a toda velocidad, con múltiples chorros de agua que nos dejarán bien mojados (recomendamos llevar un impermeable)

En esta zona de atracciones de temática marina, encontraremos un excelente parque de cuerdas con toboganes, escaleras, pasarelas, .. que bajo el nombre de Pirates Training Camps, es uno de los puntos de visita obligados si nuestro pequeño es movido.

También encontraremos un barco pirata que balancea a lado y lado, una atracción ambientada en una tela de araña con dos especimenes de enorme tamaño vigilándonos, mientras giramos a toda prisa y también un Bosque encantado lleno de peligros.

La Pirate Falls es una de las atracciones que tiene un mayor trabajo de decoración con elementos realizados con piezas de Lego, es un viaje en canoa por un río con una cascada final, durante el camino veremos monos, cocodrilos, nos dispararan un cañón y veremos el tesoro de los Bucaneros.

La zona medieval es sinónimo de montañas rusas, aptas para todos los públicos y sobretodo ambientadas en un mundo mágico. hay dos dragones que nos llevarán de paseo por su mundo y un tercero que girará a toda velocidad, es de destacar e castillo de The Dragon, punto de salida y llegada de la atracción.

En a parte central de Legoland Windsor encontraremos un Tren que nos paseará por las diferentes zonas del parque, recomendable para reponer algo de fuerzas.

Una atracción para los amantes de la velocidad es el Squid Surfer, unas lanchas a propulsión que nos harán girar a toda prisa.

En el parque también hay unos cuantos espectáculos, uno de los más plásticos es una escenificación de una pelea entre Piratas en el Pirates Skeleton Bay, con saltos desde un faro al agua, música y mucha acción.

Hay dos escuelas de conducción, una para los más novatos y otra para los mayores, dónde aprenderán las normas de circulación y las señales. También podemos aprender a llevar un bote en la Boating Schoot, con un recorrido con varias curvas.

El Viaje Submarino del Atlantis nos enseñará la belleza del fondo del mar en un viaje lleno de magia.

El Miniland es el mundo desde la óptica de lego, con maquetas detallistas de sitios emblemáticos de todo el mundo, con catedrales, monumentos, puertos, circuitos.. es digno de visita y para recrearse.

En total hay medio centenar de atracciones para pasar un día de ensueño.

La novedad de este año es el sueño para muchos niños, un parque acuático dónde no es necesario saber nadar, con un montón de toboganes y además ambientado en el inconfundible estilo de Lego, una pasada.

Es un parque muy adecuado para visitar con niños pequeños, porqué podrán subir a múltiples atracciones y disfrutarán mucho, al no ser muy extenso no se cansarán. El precio es correcto y el Hotel una maravilla pero pica en cuanto a precio. En cuanto a la comida económica no es pero si que hay una buena oferta, desde Hot Dogs a Menú.

Windsor está muy cerca de Londres y al lado del Aeropuerto de Heathrow, es una buena alternativa para un fin de semana.

 

Damos las gracias a Nissan por la cesión de un Nissan Evalia para la realización de este reportaje. Tenéis más información sobre el Evalia en.. http://www.nissan.es/ES/es/vehicles/family-cars/evalia.html

made with love from Joomla.it
Go to top