Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

En pleno Océano Atlántico, muy cerca del centro de Europa, están situadas las islas de Madeira y de Porto Santo.


La simpatía constituye el atributo principal de las gentes de este archipiélago, cuya belleza natural y su agradable clima se presentan como sus principales atractivos.

Pero las islas constituyen, hoy por hoy, un lugar muy cercano a Europa, lo que le permite conciliar vacaciones en la playa, en la montaña o en la ciudad.

Las islas de Madeira y de Porto Santo se presentan como el lugar ideal para relajarse y encontrar el equilibrio de mente y cuerpo que necesita para afrontar el ritmo del día a día.

LOCALIDADES MÁS IMPORTANTES

Funchal

La capital del archipiélago se encuentra situada en la costa sur de la isla de Madeira, en una preciosa bahía bañada por las cálidas aguas del Océano Atlántico, circundada por altas montañas de un verde intenso y valles profundos.

Constituida como ciudad desde el 21 de Agosto de 1508 por Carta Regia de D. Manuel I, Funchal es el más importante centro comercial, turístico y cultural de todo el archipiélago de Madeira.r> Su nombre deriva de una hierba salvaje con olor dulce, el hinojo (Foeniculum Vulgare), que en portugués se llama “funcho”, que existía abundantemente al inicio de su poblamiento.

Funchal es el mayor concejo de la región y comprende diez freguesías.

La ciudad de Funchal ofrece múltiples actividades de ocio. Podrá visitar sus magníficos jardines, hacer compras, perderse por sus plazas y sus pintorescas calles con aceras de calzada portuguesa o, simplemente, disfrutar de apacibles momentos de reposo en una de las terrazas de los cafés centrales.

Vale la pena conocer los diversos museos y monumentos de la ciudad, y algunas galerías de arte que presentan obras de artistas nacionales e internacionales.r> La brisa marina que envuelve la parte baja de la ciudad invita también a una visita al Puerto de Recreo de Funchal, repleto de embarcaciones de las más diversas nacionalidades.

Santa María Mayor

El poblamiento de la isla comenzó hace más de cinco siglos en la denominada Zona Vieja de la ciudad, más concretamente en el típico y colorido barrio de Santa María, cuya calle del mismo nombre, construida en 1430, es la más antigua de la ciudad.

Las estrechas calles empedradas y las fachadas recuperadas de las casas antiguas merecen una lenta caminata que pasará, necesariamente, por el característico Mercado dos Lavradores. Al exuberante colorido del traje de las vendedoras de flores se une la exótica mezcla de las frutas y verduras subtropicales. En los puestos de pescado, el pez sable y el exotismo de los enormes atunes constituyen un enorme atractivo, junto a otras variedades más comunes.

En este barrio, de camino al Fuerte de Santiago donde fue instalado el Museo de Arte Contemporáneo, encontrará una gran variedad de cafés y restaurantes, algunas casas de fado, el Madeira Story Center, el edificio de los Teleféricos de Madeira que conducen a los pasajeros por las laderas de la ciudad hasta Monte, la pequeña capilla del Cuerpo Santo y el Complejo Balneario de la Barreirinhacon acceso al mar. A su lado se encuentra la Iglesiade Santa María Mayor, datada de 1803, también conocida por Iglesia del Socorro.

Monte

La localidad de Monte es comparada muy a menudo con la villa de Sintra, en el Portugal Peninsular, porque en ella se encuentran algunos de los más bellos palacetes de siglos anteriores, con un ambiente bucólico que transmite el encanto de otras épocas.

La localidad de Monte presenta infinidad de atractivos que fascinan, por su romanticismo, a todos aquellos que por allí pasean. Uno de estos atractivos es el excéntrico Jardín Tropical de Monte Palace. Este jardín, que perteneció originariamente a la Quintado Prazer construida a finales del siglo XVIII, funcionó también como hotel, siendo posteriormente adquirido para sede de la Fundaciónde Solidaridad Social José Berardo.

El jardín está compuesto por múltiples especies de plantas y flores, algunas pertenecientes al bosque autóctono de Madeira, lagos, fuentes, jardines orientales y ricos paneles de colecciones de azulejos antiguos.

Recientemente se ha incluido en el edificio un museo que alberga, en régimen permanente, dos colecciones, una de minerales y otra de escultura contemporánea de Zimbabwe.

Al lado del Jardín Monte Palace se encuentra la Iglesiade Nuestra Señora del Monte, patrona de la isla de Madeira en honor de la cual se celebra la mayor fiesta religiosa de la Regiónel día 15 de Agosto; esta iglesia es también muy visitada por los peregrinos. Muchos de los fieles vienen aquí a rezar en cumplimiento de promesas ante la tumba del Emperador de Austria, Carlos I, que falleció en 1922 en la antigua Quinta del Monte, hoy denominada "Quinta Jardins do Imperador".

Para completar el itinerario histórico sobre el paso del Emperador por la localidad, siga hasta la Quintacon su nombre y aproveche para tomar un té en el precioso Jardín Malakof, contagiándose de la tranquilidad y belleza del lugar.

La emblemática torre Malakof, mirador de innegable belleza, permite apreciar el paisaje de Monte hasta Funchal.

Esta quinta, además de haber servido un día de residencia al Emperador Carlos de Austria y a la célebre artista plástica Lourdes de Castro, ha sido también visitada por otras figuras ilustres, como el Rey D. Carlos y la Reina D.Amélia, Gago Coutinho y Sacadura Cabral y la fadista Amália Rodrigues.

Otro interesante mirador, con una fantástica vista sobre el valle de la Riberade João Gomes, se encuentra en el Largo das Babosas. En esta plaza podrá visitar también la capilla de Nuestra Señora de la Concepción, que data de inicios del siglo XX, donde se encuentra una pieza en su tiempo ofrecida por la Reina D.Amélia.

Aproveche la proximidad del lugar para, a cerca de 2Km de Monte, conocer el mayor m

made with love from Joomla.it
Go to top