Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

En Mar de Wadden hay la mayor colonia de focas comunes de Dinamarca.

 

En la zona viven entorno a 400 ejemplares de focas que se pueden divisar a pocos metros. Para llegar a la zona nosotros fuimos desde la isla de Mandø, una isla a la que se puede llegar en nuestro propio vehiculo en las horas de marea baja o cogiendo un tractor con remolque de uso turístico.

 

En nuestro caso cómo disfrutábamos de las comodidades de nuestra Nissan NV300 optamos por ir por nuestros medios. Una vez en la isla, la empresa Mandø Events, nos trasladó en carro tirado por caballos hasta el punto desde dónde se ven estos bonitos animales marinos.

 

El trayecto de unos 5 kilómetros se interna en el mar, durante las horas de baja mar y nos acerca a la isla (o más bien un banco de arena) dónde tienen su hogar estos mamíferos. La excursión dura entorno a dos horas y nos permitirá disfrutar de unas vistas impresionantes del Mar de Wadden y anda por sitios que normalmente están anegados por el mar. Es recomendable llevar ropa impermeable, botas de montaña o botas de goma ya que andaremos sobre barro, dónde no nos hundiremos, pero si nos podemos mojar o estropear nuestro calzado habitual.

 

Entre nosotros y las focas hay una lengua de mar de unos 100 metros, aunque algunas de ellas, curiosas por naturaleza, vendrán cerca de nosotros a saludar.

 

Esta excursión es relativamente económica, y la que ofrece una mayor cercanía con los animales, ya que hay otra con el tractor, pero nos deja más lejos y nosotros tendremos que andar la mitad del camino sobre la arena húmeda de la baja mar.

 

Para comer en Mandø os proponemos una opción algo diferente, ir a recolectar otras, molusco muy abundante por la isla, y comer vuestro botín bañado con Cava Catalán.

 Agradecemos a Nissan la cesión de una Nissan NV300 para realizar este reportaje.

 

made with love from Joomla.it
Go to top