Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

 

Gdansk es una ciudad costera Polaca, muy dinámica y turística, aunque no al nivel del Mediterráneo. El Báltico es un mar frío y por tanto pocos vienen a sus playas, pero esta ciudad es parada de la mayoría de cruceros del Báltico y junto con Varsovia, Cracovia y Zakopane, son los cuatro únicos destinos turísticos preparados para recibir turistas extranjeros.

El casco antiguo de Gdansk es bastante bonito y a pie o en Bicicleta se puede recorrer fácilmente. Sus calles están repletas de edificios coloridos, pequeñas callejuelas y varios canales.

 

Hay muchos restaurantes y Bares, pero en casi todos el idioma de la carta es solo el polaco, así que si no te gusta jugar a la ruleta rusa culinaria, acabarás como nosotros comiendo en una cadena de restaurantes tipo Mcdonalds, KFC, Burguer King, .. o en una de las pequeñas paradas de comida callejeras, dónde comeremos por muy poco dinero bastante cantidad de comida. En cambio las bebidas si que están casi a precio del Oeste europeo.

Entre las calles del centro, Mariacka, es una de las más concurridas, se trata de una bonita y pequeña calle llena de joyerías de ámbar, típicas de Gdansk, y cafeterías.

 

La plaza Dlugi Targ, es una plaza histórica impecablemente conservada con casas de colores, el ayuntamiento y la fuente de Neptuno, una verdadera visita obligada en Gdansk.

La ciudad tiene a parte de los canales marítimos dos ríos que se funden en uno poco antes de besar al mar, el río Motlawa confluye con el Matwa Wisla.

 

Muy frecuentados por los turistas son los barcos turísticos que te llevarán a hacer excursiones a lo largo del río, pasando por el astillero de Gdansk y hasta Westerplatte Memorial, una de las atracciones más conocidas de Gdansk.

Para las familias, Gdansk y toda Polonia, no son un destino muy atractivo, pero en la ciudad si que podemos decir que hay un punto imperdible, su barco pirata, perfecto para que los churumbeles entren, exploren y sueñen.

Otro punto de visita obligada con niños es la gran noria de Gdansk de la isla de Wyspa Spichrzów , el Amber Sky, y la oportunidad de pasear al lado del agua con excelentes vistas del paseo marítimo.

 

El puerto deportivo a lo largo de Szafarnia es solo un pequeño puerto deportivo, pero vale la pena caminar hasta su final, donde se encuentra el puente para cruzar al Museo Marítimo Nacional. La unión de la ciudad con el mar se plasma en el Museo Marítimo Nacional, que incluye la icónica grúa medieval del puerto de Gdansk (ahora un verdadero hito de la ciudad) y el barco atracado SoÅdek, el primer barco listo para el océano que sale de los astilleros locales. Mientras tanto, en el Centro de Cultura Marítima , es posible aprender todo sobre el importante papel de la ciudad como puerto hanseático, las rutas medievales de ámbar a través de los países bálticos, y cuánto ha influenciado el marinero el carácter del lugar. los milenios

Un poco más al norte se encuentra el Museo de la Segunda Guerra Mundial. Este museo cuenta la dura historia vivida por Polacos y ciudadanos de otras nacionalidades durante la segunda guerra mundial.

Gora Gradowa o "Hail Mountain" es una colina dónde se encuentra la Cruz del Milenio. Desde dónde se obtiene una gran vista del Astillero de Gdansk. Toda la parte superior consta de viejos búnkeres del ejército, abiertos al público con exposiciones relativas a la historia Polaca y la ciudad. No pudimos entender mucho ya que solo estaba en Polaco.

 

Otro punto interesante de la ciudad es el Centro de Solidaridad Europea se dedica a contar la historia del ascenso y la evolución del movimiento de Solidaridad en Polonia que condujo a reformas democráticas tanto en Polonia como en otros países de Europa del Este. Mediante una audioguía (en inglés) escuchamos una explicación de cada uno de los puntos específicos de la exposición. Si te gusta la historia, este museo es una de las mejores cosas que puedes hacer en Gdansk.

El Museo Nacional de Gdansk se ubica en un magnífico monasterio franciscano de ladrillo rojo en las afueras del sur del casco antiguo de Gdansk, representa una de las principales ramas del Museo Nacional de Polonia en el país. Encontraremos una rica colección de iconografía religiosa, un dúo de famosos retablos de la Edad Media y elegantes ejemplos de mobiliario rococó.

Un museo curioso es el Museo Postal Polaco, con exposiciones interesantes sobre el servicio postal oculto en esta institución histórica de ladrillo rojo en el extremo norte del casco antiguo, pero están marcadas por otros aspectos más oscuros de la historia de la ciudad. El edificio fue un punto de encuentro para los espías polacos durante los años 1920 y 1930, cuando Gdansk era una ciudad libre . Y hay otra sección que narra el papel y la difícil situación del servicio postal durante la Segunda Guerra Mundial.

Para realizar este reportaje hemos usado ropa técnica de Quechua de Decathlon, perfecta para andar por las calles adoquinadas, subir las colinas y capear la humedad y calor de la ciudad polaca.

 

También hemos protegido nuestros ojos con Gafas de Sol Bollé.

 

 

 

made with love from Joomla.it

Busca en la Web

ZoomDestinos en Instagram

Go to top