Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

La capital de la región de la Toscana, en las orillas del río Arno, entre las bajas colinas cubiertas de olivos y viñas, es una de las ciudades más hermosas del mundo. Su magnífico legado cultural ha marcado todos los lugares de la región.

Su centro histórico de 11,27 kilómetros cuadrados alberga el 10 por ciento del patrimonio artístico mundial, excepcionales tesoros de arte que atestiguan su civilización secular. Florencia es la cuna del Renacimiento, la ciudad natal de grandes personajes de la historia, del mundo del arte y ciencia como Dante Alighieri, los Medici y Miguel Ángel. A menudo los viajeros se ven envueltos en un sentimiento denominado Stendhalismo - por el escritor francés que se vio tan afectado por la belleza de la Basílica di Santa Croce que apenas pudo andar. Para disfrutar plenamente y conocer la ciudad se recomienda una estancia de por lo menos cinco días.

Monumentos y lugares turísticos

Santa María del Fiore - El Duomor  Este edificio, con planta de cruz latina, está coronado por una cúpula a doble bóveda de Brunelleschi que fue finalizada en 1461 y mide 91 metros de altura y 45.5 metros de diámetro y está decorada con frescos que representan el "Juicio Final" de Vasari y Zuccari. Aparte de contemplar las maravillas que se encuentran en el interior y el exterior, el edificio cuenta con magníficas obras como la Puerta del Campanile y la Puerta dei Canonici, las dos del siglo XIV, y la Porta della Mandorla, con el relieve de la Asunción, de Nani di Banco del año 1421 y el mosaico de la Anunciación, de Ghirlandaio de 1491. La iglesia está dividida en tres naves separadas por grandes pilares que mantienen las altísimas arquerías y las bóvedas ojivales nervadas. En ella se pueden admirar obras como las divinas vidrieras de colores de Lorenzo Ghiberti, la "Tumba del Obispo D´Orso" de Tino di Camaino, un fresco al claroscuro de Andrea Castagno de 1456, la Estatua Ecuestre de Nicoló da Tolentino y un fresco al claroscuro de Paolo Uccello. Bajo la cúpula aparecen tres balconadas, una de ellas destaca por las notables vidrieras de genios como Donatello, Ghiberti y Paolo Uccello. También pueden admirarse obras de Benedetto da Maiano, Paolo Uccello y L. Della Robbia, entre otros. Sin embargo, quizá lo que más impresiona sea su tamaño ya que es la cuarta iglesia más grande del mundo.

Baptisterior /> Data, según algunos, del siglo IV-VI. Tiene tejado piramidal y se accede a su interior a través de las famosas puertas de bronce que representan escenas de la vida de Cristo, de San Juan Bautista y, la más importante realizada por Ghiberti, con escenas del Antiguo Testamento. Su interior cuenta con paredes decoradas con columnas y semicolumnas, sucediéndose alternativamente. La pila bautismal es de mármol y pertenece a la escuela de Pisa, de 1371. A la derecha de la entrada está la tumba del "anti-papa" Juan XXIII, obra de Michelozzo y Donatello del año 1427. La cúpula aparece recubierta de mosaicos de inspiración bizantina y es obra de artistas venecianos y florentinos como Cimabue.

San Michele in Ortor /> Antiguo edificio gótico de Orsanmichele, construido en el año 1337 como lonja del trigo y transformado posteriormente (1380) en la iglesia de San Michele in Orto. En los nichos exteriores se encuentran las estatuas de santos patronos de las artes y oficios que documentan la evolución de la escultura florentina entre los siglos XIV y XVI. En el interior de dos naves se encuentra el célebre tabernáculo de A. Orcagna, de mármol y mosaico, con una Virgen de B. Daddi.

Museo Nacional del Bargellor /> Este museo es de máximo interés para el conocimiento de la escultura toscana realizada entre los siglos XIV y XVII, así como por su colecciones de obras de artes menores. Desde el patio porticado se accede al interior por una monumental escalera exterior. Expone obras de Miguel Angel, I. Sansovino, B. Cellini, Ammannati, Giambologna, Donatello, Brunelleschi, Ghiberti, Luca y Andrea della Robbia, G. L. Bernini, Verrocchio y Pollaiolo. Cuenta también con obras de orfebrería, pequeñas piezas de bronce, cristales, telas y armaduras.

Palazzo Vecchio o della Signoriar /> El edificio civil más importante de Florencia es uno de los palacios públicos medievales más significativos de Italia. Fue erigido entre los años 1299 y 1314 según la tradición por Arnolfo di Cambio en un estilo gótico que le confiere gran verticalidad; tiene tres altos pisos de sillería de pietra forte y una balconada salediza almenada de la que surge la torre Arnolfo de 94 m de altura. El patio porticado de un estilo del primer Renacimiento fue renovado por Michelozzo. Los pisos superiores fueron reorganizados por Vasari en el Renacimiento tardío. Se pueden visitar también el Salone dei Cinquecento que alberga el grupo escultórico "Victoria" de Miguel Ángel, el Studiolo de Francesco I, Tesoretto, decorado por Vasari, la Sala dei Dugento, la Sala dei Gigli, y la Sala de Cancelleria, donde trabajó Maquiavelo.

Galeria Degli Uffizir /> Obra maestra urbánistica y arquitectónica de Vasari (1560 - 1580) porque el palacio, y la plaza forman un conjunto muy equilibrado. Las dos plantas del edificio se elevan sobre un pórtico que rodea la estrecha plaza por tres de sus lados. El edificio fue construido para albergar las oficinas de la administración del estado florentino y de ahí viene su nombre uffizi - oficinas. Hoy en día alberga uno de los museos más famosos del mundo. El Corredor Vasariano une el edificio con el Palacio Pitti cruzando el río Arno por el Ponte Vecchio. Aquí se exhibe la famosísima "Collezione degli autroritrat-ti", de pintores italianos y extranjeros desde el siglo XVI hasta nuestros días. El corredor junto con el ala oeste del palacio sufrieron daños graves a causa de un atentado en 1993. En la primera planta se encuentra el famoso "Gabinetto dei disegni e delle stampe" que muestra dibujos y grabados. En los pasillos y galerías se muestran esculturas antiguas y tapices. La segunda planta está reservada a la pintura. La lista de los pintores y obras maestras es muy larga. De toscanos de los siglos XIII y XIV merecen atención obras de Cimabue, Giotto y Buoninsegna. Entre toscanos del primer Renacimiento destacan Paolo Uccello con la "Batalla de San Romano", y Piero della Francesca con el retrato "Federico da Montefeltro". También están el "Nacimiento de Venus", y la "Primavera" de Boticceli, la "Adoración de los Magos" de Leonardo da Vinci, la "Virgen del jilguero" y "Leon X" de Rafael, y muchas otras obras de Miguel Ángel, Lorenzo Lotto, Tiziano, Tintoretto, Veronés, Caravaggio, Canaletto, Van Dyck, Durero etc.

Santa Maria Novellar /> Una de las iglesias más famosas de la ciudad, cuya fachada de mármol se encuentra entre las obras más importantes del Renacimiento italiano. La iglesia presenta una planta de cruz latina, con características típicas de la arquitectura gótica cisterciense, dividida en tres naves. Contiene numerosas obras de arte, destacando el fresco de "La Trinidad", de Masaccio, obra experimental en el uso de la perspectiva. Es de reseñar asimismo la Capilla Tornabuoni, que contiene los frescos de Ghirlandaio, y la capilla Gondi, que alberga la única obra en madera de Brunelleschi, el famoso Crucifijo. Giorgio Va

made with love from Joomla.it
Go to top