Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

De origen calcáreo, Capri es la isla mediterránea que ha visto, a lo largo del tiempo, transitar intelectuales, artistas y escritores, todos captados por su mágica belleza. Una mezcla de historia, naturaleza, mundanead, cultura y eventos que aquí se encuentran todos los días y que han dado vida al Mito de Capri, un mito sin igual en el mundo.

 

Centro histórico de Capri

Se divide en dos núcleos habitados: uno delimitado por las calles M. Serafina, S. Aniello, l´Abate y Posterla (puerta pequeña), desarrollado alrededor de las "Case Grandi" (casas grandes) después del 1300; el otro, en el lado norte (detrás de la plaza Umberto I), mucho más antiguo, creado alrededor de la pequeña iglesia de S. Maria delle Grazie (s. XI), parroquia de Capri hasta 1556.r> A su alrededor se ramifican las calles Listrieri (estrechamientos), Li Curti, Parroco Canale, Le Botteghe y Longano (del gringo "longones": piedras grandes), la cual recorre la muralla megalítica del s. VII a.C.

Estos dos barrios steban constituidos por casas pequeñas con sendos "patios" pequeños cerrados, a denudo contiguos y atravesados por las estrechas calles cubiertas con bóveda, que se podían cerrar fácilmente para defenderse de las incursiones sarracenas.

Arco Naturale

Este original arco es la parte sobreviviente de una vasta cueva que se adentraba en la montaña. Las olas del mar ampliaron su ingreso y se llevaron lo detritos. Después de la aparición de la isla en el periodo paleolítico, la cueva fue preservada de la acción erosiva de las olas, y el viento y la lluvia transformaron su superficie.

Cómo llegarr> Desde la plaza Umberto I, recorriendo las calles Longano, Sopramonte y Matermania, o tambien desde la misma plaza, a travéò de las calles Le Botteghe, Croce y Matermania (30 min.).

Belvedere Cannone

En la posición estratégica de este rellano, en 1808 los franceses colocaron un cañon para la defensa del sur de la isla. A principios de siglo y durante la permanencia de la densa colonia de artistas alemanes que iban allí a pintar, tomó el nombre de "Mahler Platte" (plazoleta de los pintores).

Desde aquí se pueden admirar los "Faraglioni" (farallones), el "Scoglio delle Sirene" (escollo de las sirenas), la "Certosa" (cartuja), los jardines de Augusto y la "Grotta delle Felci" (cueva de los helechos): importante lugar prehistórico, donde se han descubierto restos datados desde la era paleolítica hasta la edad del bronce.

Cómo llegarr> Desde la plaza Umberto I, por las calles Madre Serafica y Castello (20 min.).

Marina Grande

En 1862, el escritor francés Maxime Du Camp describía Marina Grande como "...una pequeña play allena de piedras y abarrotada de barcas fuera de la orilla, una hilera de casas de techo plano, alineadas frente al mar...".

Como no había embarcadero, las personas que llegaban estaban obligadas a desembarcar en la arena, llevadas a ombroso por los marineros.r> Hasta 1876 no se construyó una rudimenaria pasarela y habría que esperar hasta 1928 para la construccíon de un primer malecón destinado a las operaciones de embarco y desembarco.r> Al final del muelle actual, en la plazoleta Vittoria, está la estación del funicular para ir a Capri, la de los autobuses para Capri y Anacapri y la parada de taxis.r> A la izquierda de la plazoleta, siguiendo por la calle Cristoforo Colombo, y una vez pasado el Largo Fontana y el borgo marinaro, se llega al puerto turístico.

Marina Piccola

Es el atracadero sur de la isla, situado en una ensenada pintoresca, a los pies del despeñadero del Monte Solaro.r> El pequeño centro mira al este hacia Marina di Pennaulo y al oeste hacia Marina di Mulo.

Hasta finales del s. XIX comprendía un pequeño grupo de casas de pescadores, que dominaban dos playitas de grava en las cercanías de un antiguo atracadero de origen romano, y el famoso Scoglio delle Sirene, dedicado por la tradición popular a las míticas sirenas encantadoras.r> A principios del s. XX, muchos artistas extranjeros pintaron la localidad, y sus cuadros están expuestos en los museos más famosos.r> Desde finales de la primera guerra mundial se ha desarrollado notablemente por la atracción que ha ejercido su agraciada posición sobre el turismo balneario.

Cómo llegarr> Desde la plazoleta Martir d´Ungheria, en autobús de línea o en taxi (10 min.).r> A pie, por el atajo de la calle Mulo, que se toma al final de la calle Roma y baja hasta el mar por una serie de escalerillas (20 min.).

Tragara

Este camino, suggestivo y panorámico, lleva al homónimo mirador y a los Faraglioni (farallones) que están debajo.r> El recuerdo de la colonización griega sobrevive en su topónimo, que significa "recinto de las cabras".r> Desde la actual villa La Certosella comenzaba el imponente completo residencial romano, del que queda sólo el pavimento de mármol, restaurado en 1892, en la Cappella del Rosario (capilla del rosario) de la catedral de S. Stefano (S. Esteban).

Cómo llegarr> Desde la plaza Umberto I, a pie, por las calles V. Emanuele y Camerelle (20 min.).

Via Krupp - Jardines de Augusto

Fue proyectada por el industrial alemán del acero A. F. Krupp, que con dicha finalidad compró el Fondo Certosa, donde empiezan en parte los jardines de Augusto. La vía, que empieza aquí, se construyó en 1902 con un proyecto del ingenero E. Mayer, y con sus característicos zigzag lleva a Marina Piccola.r> Según el arquitecto R. Pane, la misma demuestra "que también una vía puede ser un obra de arte, no en sentido figurado, sino precisamente en el sentido estético de la palabra".

Cómo llegarr> Desde la plaza Umberto I, a pie, por las calles V. Emanuele, F. Serena y Matteotti. El acceso a la vía está regulado según las normas del Ayuntamiento de Capri.

<

made with love from Joomla.it
Go to top