Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

Turismo en la Ciudad de Graz, Estiria (Austria)

Graz tuvo un pasado imperial hace muchos años, pero lejos de vivir del pasado, esta ciudad situada al este de Austria y muy cercana a la frontera con Eslovenia y Hungría, se ha convertido en los años en una potente ciudad industrial y universitaria.


Su industria tiene como referente la Magna Steyr, una factoría de automóviles de dónde salen vehículos de marcas como Mercedes, Chrystler o Jeep. Es el mayor fabricante de automóviles y Vehículos Industriales del País y unos de los más importantes de Centro Europa.

Su universidad es rica culturalmente, ya que la cercanía de la ciudad a los países del Este de Europa, la hacen muy concurrida por Hungaros, Eslovenos, Rumanos,… tanto por su calidad educativa como por su vida social y nocturna.

La ciudad, es muy cosmopolita, muy animada durante el día y en periodo lectivo, también de noche. Su capitalidad europea de la cultura de hace unos años, le permitió lavar la cara de sus edificios más antiguos y reorganizar la ciudad.

Su barrio antiguo, no es muy grande pero tiene mucho encanto, con varios edificios de su corta época imperial y comercios con un encanto de antaño.

La ciudad se encuentra a los pies del monte Schlossberg y la cruza el río Mur. El Monte Schlossberg, es una pequeña montaña, que a su tiempo es el gran pulmón verde de la ciudad y lugar de encuentro de los ciudadanos de Graz. En su parte alta existe un baluarte, conocido como la Torre del reloj, de la época de Napoleón, desde dónde es posible admirar el skyline de la ciudad. A este punto se puede acceder mediante un Funicular, un ascensor desde el centro y andando por un empinado camino.

En la parte baja de la ciudad, a orillas del río Mur es dónde transcurre la vida de Graz, en su preciosa Plaza central, que es centro neurálgico del trasiego diario del lugar.

En esta zona hay multitud de edificios con fachadas decoradas con frescos, y edificios regios.

En el río hay una de las herencias de la capitalidad cultural europea, la isla artificial, una construcción que hace las veces de Restaurante, cafetería, sala de arte y convenciones. Frente a la Isla se encuentra el museo de Arte Moderno, el Kunsthaus, de líneas futuristas, al igual que las obras que contiene.

El Castillo de Eggenberg, es un castillo, pinacoteca y jardín de gran belleza. Como castillo no es muy grande, más bien es un palacete, pero está bien restaurado y en sus salas interiores hay frescos en las paredes, así como mobiliario recreando el de su época de esplendor.

Existen varias rutas guiadas por la ciudad, incluso en español que nos ilustrarán del pasado, presente y futuro de esta interesante Ciudad.

 

made with love from Joomla.it
Go to top