Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

Innsbruck (Tirol) Austria

Conocida por los deportes de invierno y su tejadillo de oro, la capital del Tirol es mucho más que dos etiquetas, es una pequeña ciudad, limitada a norte y sur por imponentes montañas, moderna, bien comunicada y sobretodo turística. Parada obligada de las rutas imperiales y destino de los amantes de la nieve, la ciudad nos propone un sin fin de actividades culturales y al Aire libre, que satisfacerán al más exigente.

Un buen punto de partida de nuestra visita a la vieja Innsbruck es su Bus Turistico, incluido en el Precio de la Innsbruck card y que nos llevará a todos y cada uno de los puntos interesantes de la ciudad, el Zoo Alpino, el trampolín de saltos dónde se celebra cada año una de las pruebas de los cuatro trampolines, el tejadillo de oro,..

Entre las atracciones turísticas de la ciudad podemos destacar que la ciudad antigua data de la Edad Media y todavía es una colección encantadora de casas medievales. De cara a la plaza central, se encuentra el Tejadillo de Oro, construido como residencia para los reyes y reinas tiroleses en el siglo XV. Desde este lugar podían ver los torneos celebrados en la plaza de la ciudad sin tener que salir de su palacio. El Tejadillo de Oro es un balcón de tres pisos cubierto con casi 3.000 tejas de cobre.

El Palacio imperial, edificio arquitectónico del gótico tardío y data de 1460. El palacio consiste en cuatro alas alrededor del gigante hall central (Riesensaal), pintadas en un blanco espléndido y dorado. La bodega gótica disponible para ceremonias privadas.

Un sitio de visita obligada es el Palacio de Ambras (Schloss Ambras) que se puede visitar tanto el interior como sus preciosos jardines. Además desde allí hay un bello panorama de la ciudad. El edificio alberga el museo más antiguo de Europa, en el cual se pueden encontrar armas y armaduras, arte y libros. También podrán encontrar la Galería de retratos de Habsburg, la cual muestra obras de Tiziano, Van Dyck y Velásquez.

En las cercanías de la urbe se encuentran 9 estaciones de esquí que en verano abren sus remontes para que los amantes de la montaña podamos recorrer sus senderos, tanto a pie como en bicicleta, una de las más bonitas es el Patscherkofel así como el Nordkette, donde sendos telecabinas nos llevarán a las alturas para poder tener una bonita panorámica del Tirol. En la zona existen muchos funiculares, ascensores y remontes en general que nos auparán a preciosos espacios dónde olvidar el ajetreo diario de nuestras vidas.

La Innsbruck Card es la manera más económica y cómoda de conocer la ciudad y alrededores, en este link podéis ver sus precios y ventajas.r>

made with love from Joomla.it
Go to top