Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

El paso Vršič es la carretera de montaña más alta de Eslovenia que conecta Kranjska Gora (región de Gorenjska) con Bovec (región de Primorska).

El trazado, construido por los prisioneros de guerra rusos durante la primera guerra mundial, atraviesa el corazón de los Alpes Julianos y las vistas desde la carretera simplemente impresionantes, con múltiples miradores y lugares de parada obligatoria para admirar el paisaje.

En la parte alta del puerto tenemos varias opciones, disfrutar de las panorámicas, realizar alguna de las bonitas rutas, tomar algo en uno de los restaurantes y bares e incluso pasar la noche en un refugio de montaña.

{gallery}vrsic{/gallery}

Una carretera con decenas de paellas, curvas estrechas, cerradas, impresionantes subidas y trozos incluso adoquinados para que los coches y motos no patinen los días húmedos, nos llevará a la parte alta del paso Vršič, situado a 1.611 m. Ambos lados del paso son abruptos e impresionantes, personalmente me gustó más la parte que da Kranjska Gora por su increíble vegetación salvaje y los grandes cortes de las montañas.

Son unos 50 kilómetros que sin parar haremos en más de una hora, pero que si vamos parando y disfrutando de la naturaleza, podemos incluso dedicarle medio día.

Agradecemos a Seat la cesión de un Seat León Ecomotive para realizar este reportaje. Tenéis más información del Seat León Ecomotive en.. http://www.seat.es/coches/leon-st/modelo.html

made with love from Joomla.it
Go to top