Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

Velika Planina es un pueblo de pastores situado en la parte más alta de una montaña, nevada en invierno (hay una pequeña estación de esquí incluso) y pasto para las vacas en verano.

Es una de las típicas fotos que vemos en las guías turísticas, con sus casas de piedra y madera, redondas dónde antaño vivían los pastores y dónde se produce el famoso queso Trnič .

 Su paisaje, caracterizado por vastos pastos y numerosos fenómenos kársticos como dolinas y huecos, está plagada de una extensa red de rutas de senderismo.

A Velika Planina se accede durante todo el año mediante un teleférico desde el Valle de Bistrica Kamniska, al lado del camping Kamp Alpe.

{gallery}velika{/gallery}

Velika Planina también es accesible a pie, a través de una serie de rutas de montaña. Es un destino popular en el verano, pero también es impresionante y hermosa en invierno, cuando está cubierta de nieve.

Cada año a finales de primavera, los pastores locales llevan el ganado a Velika Planina y vuelven a habitar las cabañas con tejados de teja de madera y restan allí durante los meses cálidos para cuidar al ganado que pasta en los prados de la zona.

La aldea cuenta con varias casa dispersas entre las que destacan la Cabaña de Preskar (Preskarjeva bajta), que se ha mantenido como era en la antigüedad y nos sirve para hacernos una idea del modo de vida de los habitantes de Velika Planina hace más de un siglo, también la Capilla de Santa María de las Nieves es digna de una visita.

En Velika Planina se puede degustar comida tradicional de los pastores, pero también platos típicos Eslovenos, es una buena recompensa después de una jornada de excursión por las múltiples rutas de esta montaña.

Nosotros subimos en Teleférico, con la inestimable compañía de nuestro guía Grega (en la oficina de turismo de Kamnik os informarán del servicio de guia de montaña) que nos fue explicando la história del lugar, sus costumbres y nos llevó a probar la gastronomía típica, vimos a las vacas, mucho turista, incluso una familia Navarra con los que ya coincidimos en Bled.

Las varias rutas permiten disfrutar de unas panorámicas excelentes, se ven las ciudades de Ranj y Ljubiana, pero también muchas montañas cercanas. Recomendamos subir a la cima del Gradišče a 1.666 metros, dónde tras una durilla subida tendremos una visión de 360º de las cercanías.

Para viajar recomendamos un calzado cómodo y transpirable pero con una suela que no resvale, como nuestras Hi-Tec Haraka Trail.

Agradecemos a Seat la cesión de un Seat León Ecomotive para realizar este reportaje. Tenéis más información del Seat León Ecomotive en.. http://www.seat.es/coches/leon-st/modelo.html

 

made with love from Joomla.it
Go to top