Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

La Cueva de Postojna es la cueva más grande de Eslovenia con hasta 24 km de túneles subterráneos. Turistas de todo el mundo visitan sus modernas instalaciones año tras año, la visita puede realizarse los 365 días, incluso en los días de lluvías.

A nuestra llegada, encontraremos una gran zona de parking habilitada y un jardín con un lago que nos conduce a la entrada del complejo. En el recinto hallaremos varios tipos diferentes de restaurantes ya sea más tipo Fast food hasta un establecimientos de mayor categoría con su carta, cafeterías, tiendas de souvenirs, un pequeño museo con un molino donde nos mostraran el proceso que sigue el grano hasta convertirse en harina y si vas acompañado de tu mascota, ofrecen un servicio de canguro para que puedas dejar cómodamente a tu perro mientras disfrutas de la visita.

{gallery}postonja{/gallery}

 El recorrido por dentro de la cueva está pensado para que personas de todas las edades y estado físico las puedan recorrer sin problema, incluso en silla de ruedas, ya que no hay escalones y el piso es totalmente antideslizante.

 La aventura empieza ya dentro de la cueva con un paseo en un pequeño tren que nos llevará a las profundidades de la montaña. Una vez bajemos del tren el paseo continúa a pie, recorriendo varias salas y túneles con estalactitas, estalagmitas, columnas, cortinas  pasillos subterráneos y otras formaciones rocosas realmente sorprendentes. Muchas de ellas durante los años han sido bautizadas con nombres de animales o frutas, .. por su forma peculiar. Un espacio impresionante es el punto y final del trayecto a pie, se trata de una sala inmensa dónde se organizan conciertos durante el año y que goza de una acústica privilegiada.

 La visita dura entorno a hora y media y está guiada por un guía. En nuestro caso nos acompañó Juan, un simpático argentino, que nos explicó todos los secretos y la historia de esta cueva espectacular.

 La estrella de la cueva es el Proteus, un "dragon" blanco enano que vive en su interior y que es foco de atención de grandes y pequeños. Lo encontraremos en el museo de la cueva, antes de entrar en la misma, pero también en un acuario especial dentro de la cueva.

 La cueva de Postonja es fruto del trabajo incesante de erosión del río Pivka durante 2 millones de años. La curva fue visitada por primera vez en el siglo XIII, pero fue en 1818 que se abrió comercialmente al público.

 Postonja está muy cerca del peculiar y recomendable castillo de Predjama, si compramos la entrada conjunta nos ahorraremos unos euros. Existe un autobús lanzadera gratuito que nos permitirá realizar ambas visitas sin necesidad de transporte privado.

Para viajar recomendamos un calzado cómodo y transpirable pero con una suela que no resvale, como nuestras Hi-Tec Haraka Trail.

Agradecemos a Seat la cesión de un Seat León Ecomotive para realizar este reportaje. Tenéis más información del Seat León Ecomotive en.. http://www.seat.es/coches/leon-st/modelo.html

 

 

made with love from Joomla.it
Go to top