Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

El Castillo de Predjama es uno de los pocos castillos situados en una cueva que quedan en el mundo y uno de los más famosos en Eslovenia.

Situado en el pequeño pueblo de Predjama, esta increíble fortaleza renacentista, construida dentro de una cueva, no es en absoluto el tipo de castillo que estamos acostumbrados.

El castillo impresiona por su situación y sobretodo por su historia, pero no es de los más grandes y no tiene torres almenadas, decoraciones interiores suntuosas o detalles refinados, pero es un lugar muy especial en muchos sentidos.

En un primer momento lo que más sorprende es su color blanco en contraste con la coloración oscura de la piedra dónde se encuentra enclavado, pero también que por debajo pase un río y una enorme cueva, a día de hoy habitada solo por murciélagos, pero que antaño se usaba como pasadizo secreto.

Los documentos certifican que "Predjamski Grad", que significa en esloveno "el castillo en frente de la cueva", fue construido alrededor del siglo XII. La arquitectura fue en un primer momento de estilo gótico, pero con el paso de los siglos se realizaron múltiples ampliaciones y mejoras, hasta la actualidad.

 El castillo nunca fue habitado por la alta nobleza sino por personas adineradas y en muchos casos caballeros de dudosa reputación, durante la visita os explicarán múltiples aventuras y desventuras de sus habitantes que agradarán a toda la familia.

 El Castillo de Predjama es un edificio de cinco plantas con 15 habitaciones. Se ha reconstruido dos veces, después de sufrir un daño considerable debido a la guerra entre Erasmo y el emperador Federico III y después de que fuera destruido por un terremoto. El actual castillo fue reconstruido en 1570 en estilo renacentista y se considera una verdadera obra maestra.

 Dentro del castillo hay algunas salas con algo de atrezzo para que nos hagamos una idea del uso de cada una de las estancias, incluida la sacristía, la sala de torturas, habitaciones o la sala de audiencias.

 La cueva inferior del castillo se puede visitar con linternas bajo previa reserva y en compañía de un guía local, que por cierto hay varios que hablan Castellano e incluso un simpático Argentino, Juan, al que mandamos un saludo.

 Se encuentra ubicado en el pueblo de Predjama, aproximadamente a 11 kilómetros de la ciudad de Postojna y 9 kilómetros de Cueva de Postojna.

 Las entradas para visitar el castillo pueden comprarse para visitar únicamente el castillo o también puedes adquirir el pack que incluye las visitas a las cuevas de Postojna, totalmente recomendables y que además están conectadas con un servicio gratuito de autobús para que no tengas que usar el coche.

Para viajar recomendamos un calzado cómodo y transpirable pero con una suela que no resvale, como nuestras Hi-Tec Haraka Trail.

Agradecemos a Seat la cesión de un Seat León Ecomotive para realizar este reportaje. Tenéis más información del Seat León Ecomotive en.. http://www.seat.es/coches/leon-st/modelo.html

 

 

 

made with love from Joomla.it
Go to top