Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

En una situación dominante de la Alsacia, el Chateau de Haut-Koenigsbourg es uno de los castillos más imponentes y bien conservados de cuantos hemos visitado.

Ya desde la lejanía nos sorprende la majestuosidad y el poderío que transmite esta fortaleza rodeada de un impresionante bosque.


El único acceso a su interior es por una puerta lateral, que nos lleva al interior de la muralla, una vez en su interior tienes la sensación de haber viajado a la Edad Media.



La visita al castillo es lo que yo llamo modo Ikea, entras por una punta y lo recorres de punta a punta sin repetir ninguna estancia, escalera o sala, muy ordenado.

El recorrido pasa por varias cámaras, la capilla, las torres, sala de armas, .. por varios niveles a los que subimos por amplias escaleras.

Hay mobiliario y armas de la época, así como muchas estufas con las que se calentaban en la edad media.

El castillo es bonito y muy cuidado, la visita es larga, tanto que hay hasta zona de picnic.

Hay opcionalmente una audio guía en varios idiomas (incluido el castellano) que nos va explicando en cada una de las paradas, qué vemos y un poco de historia.

Disponemos de una tienda de recuerdos, con múltiples souvenirs, imanes, postales y hasta disfraces de caballeros y princesas.

Una de las opciones para visitar este magnífico castillo es adquirir el Pass'Alsace, y si os sobra un ratito, podéis aprovechar el día para visitar también La Montagne des Singes o La Volerie des Aigles ubicadas a pocos kilómetros del Castillo y también incluidos en la tarjeta turística de la zona.


Un Poco de História del Castillo
Construido en el siglo XII, es ahora uno de los más bellos castillos franceses . Construido a 755 metros sobre el nivel del mar en un promontorio rocoso que domina el valle de Sainte-Marie-aux-Mines y Villé. Situado en el cruce de las rutas comerciales, tenía mucha importancia estratégica.


El castillo fue destruido en 1462 y se le dio en feudo en 1479 a los Tierstein quienes lo reconstruyeron y se convirtió en su residencia. En el siglo XVII, la Guerra de los Treinta Años devastó Europa y el Haut-Koenigsbourg no pudo escapar al destrozo. Después de un asedio de 52 días por los suecos (1633), las tropas del capitán Philip Liechtenau capitularon. La fortaleza fue saqueada, quemada y fue olvidada durante 250 años . Hasta finales del siglo XIX, se clasificó como monumento histórico en 1862.
 
De 1900 a 1908, el castillo fue reconstruido con total fidelidad y se ha conservado hasta nuestros días.

El Chateau de Haut-Koenigsbourg es un edificio protegido en su totalidad desde 1993 y recibe anualmente cerca de 550.000 visitantes.

Agradecemos a Nissan la cesión de un Nissan Evalia para la realización de este Reportaje.

made with love from Joomla.it
Go to top