Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

Vauban es sin duda el Arquitecto especializado en fortalezas más conocido del mundo, sus construcciones se encuentran en las listas de sitios protegidos por la Unesco y atraen a millones de turistas cada año, Mont-Louise, Briançon o Mont-Dauphine, son fortificaciones con un elevado valor histórico, pero también esconden bonitas poblaciones en su interior, cuidadas y sobretodo con múltiples atractivos para los turistas.

Neuf-Brisach no es así, tiene una impresionante grupo de fortificaciones en forma de octagonal y de correcta conservación, pero una vez dentro de las murallas nada nos anima a descubrir sus calles, parece una caserna militar sin ningún tipo de atractivo.

En 1698, Luis XIV ordenó a Vauban la construcción de una plaza fortificada en el centro de la Alsacia y este tras reconocer varios emplazamientos, se decidió por Neuf-Brisach, dónde construiría una fortificación octogonal con dos muros concéntricos dentro de un recinto de seguridad y exterior, una nave de combate. La fortaleza tenía que ser construida en dos años, pero sufrió numerosos atrasos y hasta mediados del siglo XVIII no se completó.

Neuf-Brisach es el resultado de la tercera evolución de las construcciones de Vauban.


Durante los siglos Neuf-Brisach ha sido controlada por Franceses y Alemanes, lo que ha comportado modificaciones en sus sistemas de defensa, bombardeos,.. que le han sacado mucho valor histórico, incluso se demolieron dos de sus entradas para hacerlas más anchas.

Con el paso de los años la Fortaleza Alsaciana ha sido Hospital Militar, Base militar, y finalmente una pacífica población, pero de estos cambios no hay ningún rastro en la actualidad.

Es posible pasear por el exterior de las Murallas, nosotros lo hicimos en Bici y es bastante ameno, aunque falta información histórica y algún itinerario turístico marcado.

Agradecemos a Nissan la cesión de un Nissan Evalia para la realización de este Reportaje.

made with love from Joomla.it
Go to top