Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

Las grutas de Bétharram son una serie de grutas situadas en la frontera de los departamentos de los Pyrénées-Atlantiques y los Hautes-Pyrénées, a pocos kilómetros de la turística Lourdes.

Las grutas fueron descubiertas y exploradas en el siglo XIX, pero no fue hasta 1903 y tras una costosa y dura obra de rehabilitación, los antepasados de los actuales dueños, las abrieron al público. En sus inicios fue pionera ya que disponía de luz eléctrica, hecho que hacía que el público fuera a visitarlas, más que por sus cualidades geológicas, por lo raro que era ver luz eléctrica y lo fresquitos que estaban dentro, con una temperatura estable de 13 grados centígrados.

Esta cueva, la más extensa de Francia y la segunda de Europa, es alargada (2,8 kilómetros) con una entrada y salida separadas, por lo que para emprender la visita, primero tenemos unos minutos en Autobús. El trayecto bajo tierra se realiza a pie, para luego tomar una barca en el río subterráneo, a 80 metros bajo el nivel del mar, cruzar al otro extremo de la gruta y subirse a un tren que emprende el camino de salida a la superficie en un tramo de 800 metros.

{gallery}Betharram{/gallery}

Las grutas son poco adecuadas para quienes sufran de Vértigo, ya que tenemos que bajar 356 escalones bastante empinados.

Hay varias salas una de grandes dimensiones y adaptada para hacerla con silla de ruedas, dónde encontraremos maravillas de la naturaleza, formaciones creadas por la erosión de miles de años, estalactitas y estalagmitas, formas que aún se están formando a una media de un centímetro por siglo.

Las caprichosas formas de las rocas atraerán nuestra mirada allá dónde la fijemos.

El tramo en barca nos permite observar una cavidad llena de atractivo y formas imposibles.

Después entramos en un estrecho pasadizo, caracterizado por su altura de hasta 60 metros y que gracias a sus chimeneas naturales, es el espacio encargado de proveer de aire puro a la gruta.

El tramo en tren es un divertido final de una visita digna de un parque de atracciones, dónde solo faltan la bruja y los murciélagos.

A la salida tenemos una tienda con Souvenirs, minerales, postales, fotos,.. y también un bar.

La verdad es que es recomendable, ya que el precio no es abusivo y pasaremos una mañana o tarde muy entretenida. Hablando de mañana o tarde lo más recomendable es ir a primera hora que hay menos gente y no haremos cola.

Para la visita a la gruta recomendamos calzado cerrado y si es posible resistente al algua, como las Hi-Tec V-Lile Sphike Low WP que calzábamos nosotros, ya que la humedad y el líquido elemento están presentes en todo el trayecto.

Agradecer a Volkswagen la cesión de una camper California para la realización del reportaje.

Tienes más información de las gruta en.. http://www.betharram.com/

made with love from Joomla.it
Go to top