Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

 

Estrictamente hablando, Lençóis Maranhenses no es un desierto, sin embargo, cuando usted está allí, caminando entre las dunas blancas lisas sin ninguna vegetación, es la imagen que te viene a la cabeza.

Lo que es realmente extraño es que este Parque Nacional se encuentra en el clima de la selva tropical, franqueado por el mar de un lado y de exuberantes bosques verdes y vírgenes del otro. Sin embargo, no es este hecho el que atrae a miles de turistas a visitar Lencois Maranhenses, sino que durante la temporada de lluvias, a partir de febrero, las brechas entre las dunas se llenan de agua de lluvia creando inusual, paisaje irregular, especialmente increíble vista de pájaro.

Este fenómeno único es debido a que debajo de la arena hay lecho de roca, que impide que el agua de lluvia se filtre y en consecuencia forme piscinas y canales entre duna y duna. Esta peculiaridad no es complicada de disfrutar, ya que en la zona caen hasta 2.000 litros de agua al año, más que en la mayoría de las zonas de España.

{gallery}lencois-brasil{/gallery}

Esta maravilla de la naturaleza está explotada por los lugareños de manera casi industrial, con excursiones organizadas en Jeep, vuelos en Helicóptero o avioneta,.. la ventaja es que el sitio es tan grande que no se tiene la percepción de estar en un sitio turístico, sino que puedes llegar a sentir la paz y el silencio propios de un desierto.

Las diferentes acumulaciones de agua no son profundas y está permitido pegarse un chapuzón, incluso la gente se deja caer desde las partes altas de las dunas hacia el agua. Es un lugar apto para casi cualquiera, ya que no es preciso caminar si no queremos.

made with love from Joomla.it
Go to top