Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

En el centro de la región de Otago, en Nueva Zelanda empieza una nueva aventura. Montañas espectaculares, lagos y un montón de actividades de aventura hacen de Queenstown una de las capitales del turismo aventura del mundo.

Queenstown, en las costas del Lago Wakatipu, está situado en lo que seguramente es uno de los lugares más pintorescos del mundo. Esta zona es el centro de veraneo de la Isla Sur y todos los turistas hacen una escala aquí. Su población permanente es de sólo 7.500 habitantes, sin embargo, el número de visitantes es mucho mayor. Hay varios lugares de ocio, actividades, restaurantes y vida nocturna.

Es un buen lugar para esquiar en invierno y durante el verano no faltan las actividades que sustituyen a este deporte. Gran parte de la diversión se centra alrededor de los lagos y ríos cercanos especialmente en el Dart, el Shotover y el Kawarau. Si te quieres mojar, puedes hacer rafting, montar en jet-boat (tipo de barca con motor de propulsión) o practicar el boggie-boarding que son algunas de las entretenidas maneras de hacerlo. Si quieres volar, alli te dan tres alternativas: bungy, paracaidismo y parapente. Queenstown es también un lugar ideal para los pasatiempos más urbanos.

Nacida a partir de un campamento minero de 1862, la ilustre herencia de la ciudad de Queenstown, se hace evidente por su cultura aventurera y espíritu pionero.

Esta ciudad es famosa por la gran cantidad de actividades que se pueden realizar, desde el lujo de la relajación hasta los deportes extremos más adrenalínicos. En las agitadas aguas del río se practican actividades no aptas para cardiacos: salto en bungy, rafting, jetboating y surf por el río.

Salto en Bungy

El salto en Bungy es la actividad que más adeptos tiene en Queenstown y no son pocos los lugares que ofrecen esta posibilidad. AJ Hackett se encuentra en la estación ubicada en la esquina de las calles Shotover y Camps. Hackett, famoso por haber saltado desde la Torre Eiffel en el año 1986, tiene su centro de operaciones en Queenstown desde noviembre de 1988.

Muchos de los que practican este deporte extremo lo hacen desde el histórico Kawarau Suspension Bridge, a 23 kilómetros de Queenstown por la SH6. Desde la plataforma de salto hasta el río hay 43 metros de altura. El salto desde este puente cuesta aproximadamente NZ$130 e incluye un video de la hazaña.

El Skippers Canyon Bridge que posee una altura de 71 metros sobre el angosto barranco del río Shotover, es un lugar espectacular pero muy difícil acceder: queda a aproximadamente una hora de camino desde Queenstown. El lanzamiento cuesta aproximadamente NZ$110.

Si encuentras que ninguno de estos dos lugares satisface tus expectativas, entonces debes lanzarte desde Pipeline que posee una altura de 102 metros. Pipeline Bungy construyó el puente de suspensión de una sola arcada sobre el Skippers Canyon en el lugar de un conducto de regadío fabricado en oro en el año 1864. El conducto fue reestablecido y ahora posee una pasarela. Desde la oficina de Pipeline situada en la calle Shotover el costo es de aproximadamente NZ$130. El precio incluye el transporte hacia Skippers.

Rafting por aguas cristalinas

Los ríos Shotover y Kawarau son los dos mejores lugares para hacer rafting y están clasificados por niveles: desde el I al VI o "intransitable". El cañon Shotover varía entre los niveles III a V+, dependiendo de la época del año. El río Kawarau tiene una clasificación IV. Para circular por los trayectos más abruptos la edad mínima de los clientes es de 12 ó 13 años. Las empresas facilitan todo el equipamiento. El viaje por el río Shotover generalmente significa 4 horas y media o más, pero la mitad de este tiempo se gasta sólo en ir y volver en minibús. Los viajes por Kawarau suponen aproximadamente 1 hora menos.

Otras Actividades en Queenstown

Si crees que no hay suficientes panoramas en Queenstown, te contamos que también puedes pescar, hacer esquí acuático, windsurf, pasear en yate, catamarán, pasear a caballo, escalar rocas, ir en bicicleta acuática y moto o simplemente descansar.

Para aquellas personas que desean ir a un ritmo más lento, pueden tomar un paseo en el TSS Earnslaw (un barco a vapor de palas), andar durante el otoño a través del Arrowtown, jugar golf en Millbrook o ir de compras por las tiendas de Queenstown.

made with love from Joomla.it
Go to top