Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

Wellington es el nombre de la capital de Nueva Zelanda. Un país de enorme encanto, gracias a sus preciosos parajes y paisajes de cuento. La grandiosidad de estos parajes, con enormes montañas y relieves que dotan a esa tierra de enorme belleza, son muchas de las cualidades por las que Peter Jackson ha llegado a filmarlas en sus películas sobre la adaptación del mundo de Tolkien “El señor de los Anillos”.

Así ha promocionado su tierra, mostrando a todo el mundo la belleza de Nueva Zelanda, y gracias a su famosa trilogía épica ha hecho que el número de visitantes haya incrementado, cosa curiosa esto del cine y los turistas.
Nueva Zelanda
 
El estado se forma por varias islas pacíficas como Stewart, Chathamm y otras. Pero las dos islas principales son la Isla Norte y la Isla Sur. La Isla Sur es conocida como “la tierra principal” por los habitantes de la misma, esta isla posee un relieve predominante montañoso, los Alpes Neozelandeses constituyen la cordillera principal y llegan a alcanzar una altitud de hasta 3000 m. La región de Wonderland es una zona de notable vulcanismo. En esta parte se encuentran fiordos, terrenos montañosos y más de tres mil glaciares, destacando el glaciar de Tasmania, situado en una ladera del Monte Cook, cuya cima tiene unos 3764 metros de altura.

El Parque Nacional de Fiordland recibe su nombre por estar rodeado de un gran número de fiordos constituidos por la presencia de glaciares. No todas las zonas de este país son montañosas también hay áreas llanas y extensas como lo son las llanuras de Canterbury situadas al Este. Los ríos son cortos y salvajes, se destaca la catarata de Sutherland, la cual tiene una de las más impresionantes y enormes caídas del planeta.

La Isla Norte se caracteriza por las playas doradas, los lagos, y los bosques encantados. Los lagos en Nueva Zelanda ocupan normalmente antiguos cráteres volcánicos. La belleza geográfica nos hace pensar que la madre naturaleza es sabia y se expande por este país a su antojo para ofrecer fotografías y parajes de ensueño.

Nueva Zelanda tiene un clima oceánico marcado por la humedad y la temperatura templada. Las precipitaciones son más abundantes en el norte y las temperaturas son más elevadas también en esta zona. La flora de este país se ve formada por multitud de distintas especies, esta variedad, hace que posea mayor belleza en sus campos y zonas de presencia vegetal. Muchas de estas especies son únicas de esta parte de Oceanía. Los bosques de la Isla Sur que protegen en su interior especies muy apreciadas como lo son el Kauri, Totara y Rimu.

La historia de Nueva Zelanda se ve divida en tres etapas: la colonización, la soberanía británica y el gobierno parlamentario. El primer pueblo que se instaló en tierras neozelandesas fue un pueblo procedente de la Polinesia. Actualmente son los maoríes, que habitan en la Isla Norte, en la región del cabo este, cuna de la vida cultural y lingüística. La población de Nueva Zelanda se compone por mayor parte de Europeos y en menor proporción del pueblo maorí. Aunque tienen tanta importancia que incluso las lenguas habladas en este país son el inglés y el maorí, lenguaje que se mantiene sobre todo en ámbitos religiosos y artísticos y persiste su enseñanza en las escuelas. Gracias a esta mezcla se ha forjado la cultura neozelandesa con expresión en la literatura, en el cine, y en el arte.

La naturaleza de este país de Oceanía ofrece emocionantes excursiones y viajes en canoas bajo tierra, todos los deportes de riesgo pueden ser practicados en la región donde cada lugar que pisas es considerado como Parque Natural. Para los más aventureros dispuestos a evadirse de la vida en la ciudad están pensados deportes como el Bungee Jumping, Cave Rafting, skydiving o el vanguardista Zorbing, que consiste en viajar en una búrbuja de plástico donde uno se introduce para ser lanzado desde cualquier ladera de cualquier parque de Auckland.

Allí, en Auckland, todos los visitantes han de realizar una parada en Sky Tower, la torre más alta de la localidad desde la cual se puede percibir la geografía, la ciudad, o la bahía. Otro punto de interés es Antártica, un lugar para estar rodeado de plena naturaleza y conviviendo con la compañía de divertidos pingüinos. La mezcla de culturas, los impactantes y asombrosos paisajes, todo un cóctel de naturaleza, hacen de Nueva Zelanda un paraíso natural considerado como uno de los lugares más bellos del mundo.

made with love from Joomla.it
Go to top