Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

Situado en el Pacífico Norte, a 2.000 kilómetros de la costa californiana, este paradisíaco archipiélago debe a su origen volcánico la gran variedad de fenómenos geológicos se dan en las islas, dotándolas de una configuración geográfica que en poca superficie proporciona gran diversidad de paisajes.

Las playas cristalinas, los prados más verdes, los picos más escarpados, los volcanes humeantes y las especies más exóticas se dan en este estado.

De las ocho islas, la más habitada es la pequeña Oahu, donde se encuentra la capital Honolulu y la famosa playa de Waikiki, que absorbe gran parte del flujo turístico. La isla más grande, llamada Hawaii o The Big Island, única con volcanes activos, atrae junto a Maui y Kauai el resto del turismo, dejando a Molokai, Kahoolowe y Niihau bastante tranquilas.

El Hawaiiano es ante todo un ser humano bello, espiritualmente cercano y cálido. Esto es saber de hotelería y turismo: dar bienestar es algo que no se paga ni siquiera con propinas.

Además, los encantos geográficos de las islas, que conforman el Estado número 50 de los Estados Unidos y la infraestructura de comodidades que se ha desarrollado para el turista, son razones de bastante peso para querer ir hasta allí. Hay mucho para ver y disfrutar en Hawaii.r> Oahu es una de las cuatro islas mayores que conforman el Estado; junto con Kauai, Maui y Hawaii, esta última, curiosamente, es la que le da nombre al archipiélago y la más grande, aunque no la más visitada.r> Pese a su lejanía, quién no ha oído de esta suerte de Miami en el Pacífico, después de la serie televisiva Hawaii 5-0 (que no se trataba de fútbol, sino de policías); de La Isla de Gilligan ; de Magnum , que protagonizó Tom Selleck: de Jurassic Park , de Steven Spielberg, y de Mundo Acuático , con Kevin Costner.r> Quién no habrá escuchado hablar del hula-hula, que originalmente se llama hula, y lo bailan bellas y bronceadas asiáticas al ritmo de un pequeño instrumento de nombre dulce, como ellas: ukelele , una especie de cuatro llanero de juguete.

En sus playas se vieron los primeros biquinis en 1953 y desde ellas se difundió al mundo entero la práctica del surfing.

Mucho para recorrer

Cada isla tiene algo en particular. Oahu es la más poblada y americanizada, pero tiene la playa Waikiki (aunque está dominada por altas colinas, Sunset y Lanikai son mejores), y a la altamente urbanizada Honolulú, con su centro histórico y un refrescante barrio chino. Allí también se encuentra la famosa Costa Norte, donde se practica surf, y el popular punto panorámico Nuuanu Pali desde donde se obtienen vistas espectaculares sobre los acantilados salpicados de cascadas. Sin embargo, sería una vergüenza ver sólo Oahu y considerar que ha visitado Hawaii.

Hawaii o Big Island tiene el gran poderío geológico del Parque Nacional Volcanes, más los paseos fantásticos a través de la espesura de la campiña (ruta 137), excelentes condiciones para el buceo y muchas pruebas de la antigua cultura Hawaiiana. Pero las playas no son su punto fuerte (vaya a las de Hapuna Beach State Park o Kaunaoa Beach).r> Maui no es la alternativa apacible que una vez fue, pero aún conserva su imponente paisaje de montaña, una exuberante costa este y espectaculares condiciones para el windsurf y el avistamiento de una ballena jorobada (no necesariamente al mismo tiempo). En el Halekala Crater (similar a un cráter lunar) es donde se reúnen los mañaneros para observar los rápidos y brillantes amaneceres, siempre y cuando no esté nublado.

Algunos lugares tranquilos y vírgenes han sobrevivido de las grandes construcciones, especialmente alrededor de la comunidad aun Hawaiiana de Keanae.

De todo y para todos

Hawaii no es sólo un destino, sino al menos seis. Sí, son seis islas principales diseminadas en varios cientos de kilómetros. Podemos imaginarlo como la Polinesia, pero desde 1959 forma parte de los Estados Unidos aunque dicha inclusión no acercó el archipiélago al continente, y sigue estando a cinco horas en avión desde los Estados Unidos.

Pese a estar relativamente aislado, gran parte de la cultura Hawaiiana ha desaparecido (al igual que la mayoría de los antiguos Hawaiianos, un proceso que comenzó con la tripulación heterogénea del Capitán Cook, que contagió con distintas enfermedades a los isleños).r> Los residentes son un crisol de muchas razas -japoneses, filipinos, coreanos, chinos-, la mayoría fueron llevados allí para trabajar en las plantaciones de azúcar y ananás.

Confusamente, lo que por lo general se cree que es Hawaii -Pearl Harbor, Waikiki, Diamond Head con sus surfistas y Honolulú- está en realidad en la isla Oahu; hay una isla llamada Hawaii, pero se la conoce comúnmente como Big Island (Isla Grande).r> Entonces, ¿para qué emprender un viaje tan agotador dando media vuelta al mundo? Bueno, Hawaii ofrece las tradicionales vacaciones de playa y palmeras, pero lo mismo ofrecen otros destinos mucho más cercanos. En Hawaii se suman las mejores caminatas del mundo, volcanes en erupción que derraman la lava al mar, buceo, excelencia en surf y windsurf en el nivel mundial, paisaje de montaña verdaderamente espectacular, todo envuelto en la infraestructura norteamericana. Aunque el turismo masivo crece año tras año, se concentra a menudo en determinados puntos, dejando el resto de las islas en su estado virgen.

Oahu

Es la más populosa y visitada de las islas, además de albergar Honolulu, la capital. Aunque el emplazamiento no es especialmente interesante comparado con otros puntos de las islas, la mayor parte del turismo se concentra aquí por acceder a los servicios que proporciona la ciudad y a su curioso ambiente festivo. La capital es el punto de entrada y salida del archipiélago, un lugar muy concurrido que tiene poco de tranquilo y paradisíaco, siendo más una mezcla entre Miami y Tokio.

No obstante, al norte de la ciudad se alzan bellos bosques tropicales por donde pasear, y en la costa está la famosa playa de Waikiki, llena de hoteles, restaurantes, tiendas, locales nocturnos y visitantes. Si bien es una visita obligada, existen otras playas donde pasar mejores ratos. Sunset Beach y Makaha son punto de reunión de surfistas y las aguas turquesa de Hanauma Bay, de origen volcánico, son perfectas para bucear. La mayor atracción de la isla es la base militar de Pearl Harbor, donde conocer más sobre el famoso ataque japonés de 1941.r> Lo primero que sorprende al llegar a Honolulú es la belleza del Pacífico, de un azul cristalino que permite ver perfectamente desde el avión los arrecifes de coral en torno de la isla. Luego, el recibimiento con leis , esto

made with love from Joomla.it
Go to top