Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

El Cairo La capital de Egipto y ciudad más grande de África cuenta con una población que roza los 16 millones de habitantes y se encuentra situada al Norte del país, muy cerca de la maravillosa ciudad de Alejandría y a 160 Km al sur del Mar Mediterráneo. Su clima durante la mayor parte del año es bastante húmedo.

 

El protagonista de El Cairo es el rio Nilo, quien cruza la ciudad y hace resurgir y destacar a los numerosos puentes que lo atraviesan. Paseando por sus calles, lo primero que nos llamará la atención es el caos circulatorio que intenta ser organizado por los guardias de tráfico. Los semáforos no tienes sentido y el simple hecho de cruzar la calle supone una auténtica aventura.

Es imprescindible hablar de las siguientes zonas de El Cairo:

  • El Cairo antiguo; localizado en la zona norte de la ciudad, en la que sobresalen sus casas antiguas de piedra en calles muy estrechas, algunas aún sin pavimentar. Un buen lugar para perderse entre la multitud de bazares de la zona. Sobre la montaña Moqattam, se encuentra la Ciudadela, donde las noches son mágicas y se puede disfrutar de distintos espectáculos artísticos.

  • Hacia el norte y el oeste se localiza el Cairo nuevo, ciudad de trabajo con avenidas amplias y edificios muy recientes.
  • Gizeh: se encuentra a las afueras de El Cairo, y es donde se localizan las tres Pirámides y la Esfinge. Es una zona espectacular, las pirámides no decepcionan.

No podemos dejar de nombrar sus museos más importantes. Estos son:

  • Museo Egipcio; fundado en 1857. En el se encuentran numerosas momias, como la de Ramsés II o al de Seti I, la estatua de Kefrén o el Tesoro de Tutankamon.
  • Museo de Agricultura; la agricultura en tiempo de los faraones y en la vida rural actual.

  • Instituto del Papiro; se fabrica este soporte como en el pasado, venta de reproducciones de textos jeroglíficos, etc.

Numerosas mezquitas pueblan las calles de esta ciudad mágica. Una experiencia inigualable es visitar alguna de ellas a la hora del rezo para ver el ambiente que te sacude dentro de ellas. Una de las más bellas está dentro de la Ciudadela, y desde el punto en el que está ubicada, podemos contemplar una de las vistas más espectaculares de la ciudad.

No podemos irnos de El Cairo sin visitar sus zocos y cafés. Lugar, el primero, donde el regateo y la paciencia son protagonistas y se convierten en virtudes imprescindibles para comprar algo a buen precio. Y, en lo que respecta a los cafés, momento para probar la Shisha o pipa de agua, que junto con un buen té, hacen de este, un momento único.

El Cairo está poblado por gente amigable con los turistas, relaciones sanas se establecen entre las dos partes y la hospitalidad es una de sus señas de identidad. Tan sólo debes estar preocupado por una cosa: Si visitas la ciudad de El Cairo, lo tendrás complicado para regresar porque no te querrás ir jamás.

made with love from Joomla.it
Go to top