Con la llegada del buen tiempo y el calor hay un gesto que se multiplica. Ese gesto es sacar a pasear la bicicleta. Ya sea solo, con amigos o en familia el verano es el momento del año en el que más bicicletas se ven por las calles.

Los amantes del ciclismo están contentos porque ya no llegarán a casa con las manos congeladas, ni se tendrán que vestir con muchas capas de ropa. En invierno la mayoría de ciclistas pasan calor en las subidas para posteriormente pasar frío en las bajadas.

Pero en verano también se produce un problema para los amantes de este deporte. ¿Qué hacen con su bicicleta cuando se van de vacaciones a un hotel? A pesar de que ya existen algunos hoteles en los que los ciclistas y sus bicis son bienvenidos, no son todos los que facilitan este tipo de servicio. A los hoteles que sí lo hacen, se les llama hoteles bikefriendly. Hein Demyttenaere, Director General de la cadena Ô Hotels & Resorts y director de un hotel bikefriendly, el O Fonte Santa apunta: “nosotros estamos encantados de que la gente venga con su bicicleta a pasar un buen rato, gracias a las rutas que pueden elegir en nuestros alrededores, los clientes amantes de la bici quedan encantados con nuestro hotel”.

Pero para que un hotel sea bikefriendly no solo tiene que tener unas buenas rutas donde poder rodar con tu bici, sino que tiene que cumplir una serie de requisitos. Todo hotel que quiera denominarse como tal, debe tener un taller, una zona de lavado y un guarda bicis. Y por supuesto diferentes rutas cerca del establecimiento. “Ya sea en una zona rural como lo es Monfortinho, en las que las rutas son intensas o en un resort de playa como en Vimeiro, donde completar un paseo en bici tranquilo al atardecer, los alojamientos de este tipo son los idóneos para quien no quiera dejar la bicicleta en casa en sus vacaciones” comenta Demyttenaere.

Cada vez más hoteles cuentan con este servicio. Por ejemplo, en España existen más de 124 establecimientos en los que las bicicletas son bienvenidas. Desde hoteles en plenas montañas como Los Pirineos, pasando por alojamientos en las mejores playas de nuestro país, y en entornos rurales como puede ser en Monfortinho. Demyttenaere declara: “O Fonte Santa se encuentra en la frontera con España; Coria, Salamanca o Plasencia son algunas de las ciudades cercanas que recomendamos visitar a todos nuestros clientes”.

Go to top