Vallromanes es dónde nuestra empresa tiene sus oficinas, enclavada en un pequeño valle a media hora de Barcelona, este pequeño pueblo es un oasis de tranquilidad rodeado de bosque y dónde tenemos una excelente oferta gastronómica y de ocio (Golf, Hipica, Mountain Bike, Nordic Walking, Senderismo,..).

Entre la oferta gastronómica de Vallromanes hay un restaurante que se diferencia del resto por su apuesta por los productos 100% ecológicos y de proximidad. Para la elaboración de sus platos solo se usan alimentos que estén libres de químicos, frescos y a ser posible de kilómetro Zero, garantía de calidad y sabor. Parte de ellos vienen de la propia Granja Salagros y de su huerto, donde cultivan y producen productos frescos y de temporada.

Debido a que los productos son de temporada, el menu del Restaurante 1497 va mutando a lo largo del año, añadiendo y sacando platos. La idea es siempre ofrecer una cocina de alto nivel culinario, sana, sabrosa y ecológica, con carnes, pescados, verduras, pastas y cereales.

En nuestro caso hace un par de semanas fuimos a disfrutar del Menú degustación de la temporada, formado por 8 platos que nos sorprendieron por su sabor, imaginación y presentación..

Para empezar nos trajeron los Aperitivos del Chef..

  • Timbal de quinoa roja acompañado de tomate concassé, lascas de pez mantequilla, virutas de cebolla crujiente y vinagreta de cítricos

  • Ensalada de espinacas tiernas, salmón marinado, frambuesas y frutos secos con gazpacho de fresas

  • Huevo de corral con crujiente de semillas al perfume de cúrcuma sobre un suave parmentier de patata y dados de papada ibérica

Las tres propuestas disfrutaban de una presentación exquisita, grandes matices de gustos y una equilibrada mezcla de ingredientes y sabores.

El siguiente plato que se nos presentó fue el pescado..

  • Corvina asada con confitura de tomate y pimiento, acompañada de aceitunas negras aliñadas y piñones tostados

Simplemente deliciosa, la Corvina estaba melosa y el acompañamiento nos acabó de enamorar, la verdad es que fue la mayor sorpresa para un carnívoro como un servidor..

Después pasamos a la carne..

  • Paletilla de cordero procedente de pastos de alta montaña deshuesada sobre un ligero puré de manzana y comino con esferas de emulsión de ajo negro

Presentación cómo en todos los casos excelente, carne tierna y bien hecha a baja temperatura con un sabor a Cordero que pocas veces podemos disfrutar.

Los Postres, nuestros preferidos llegaron cuando nuestros estómagos ya empezaban a decir basta, pero nos sacrificamos ;-) y probamos tres delicias...

  • La nube exótica (fruta de la pasión, coco y chocolate blanco)

  • Mousse de chocolate y frambuesa

  • Petit four

Sin palabras, no sabría cual escoger, si la explosión de sabor del petit four, la mousse o la nube, tendré que volver a ver si me decido..

El precio de esta fiesta de sabores es de 62,00 Euros, dinero bien invertido en casi dos horas de disfrute gastronómico y de nuestros sentidos, sentados en una mesa con vistas a la montaña y un trato exquisito por parte del personal, muy recomendable..

Una vez finalizado el ágape y ya con el café en la mesa, conocimos al Chef Beniamino Campolo, un simpático y dicharachero personaje, que nos acabó de redondear un magnífico rato en el Restaurante 1497 del Hotel Mas Sala Gros Ecoresort.

Si os gusta la buena comida en un espacio relajante y sin prisas, no podéis dejar de pasar un mediodía o noche por este escondido restaurante a dos pasos de la Ciudad Condal.

Busca en la Web

ZoomDestinos en Instagram

Go to top